El Hospital Provincial acoge un congreso especializado con la participación de pacientes

Uno de cada cuatro usuarios del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra sufre una enfermedad de tipo reumatológico. Las más graves son las inflamatorias, que afectan más a niños y gente joven. Sobre estas dolencias trata el XLVIII Congreso de la Sociedad Galega de Reumatoloxía, Sogare, que se celebra hoy y mañana en el Hospital Provincial. La presidenta de la asociación y jefa del servicio de Reumatología en Pontevedra, Susana Romero, recalca que es fundamental el diagnóstico precoz para que el paciente puede llevar una vida normal.

-Es la 48 edición del congreso de la Sociedad Galega de Reumatoloxía, ¿cuál es su objetivo?

-Es muy importante porque las cosas están cambiando muy rápido tanto en la ciencia como en la vida y necesitamos estar actualizados para poder ofrecer a nuestros pacientes las mejores posibilidades. De lo que se trata es de mejorar la calidad de vida de la población que padece enfermedades reumáticas. Este congreso en concreto cuenta con foros con pacientes, por lo que habrá mesas en las que participará también personal sanitario que no son reumatólogos, como enfermería, porque consideramos que es fundamental conseguir la mejor asistencia al paciente.

-¿Cuáles son las principales enfermedades que se atienden en Reumatología del CHOP?

-Una persona de cada cuatro padece una enfermedad reumática. Son de alta prevalencia y son la primera causa de discapacidad por lo que supone un alto consumo de recursos sanitarios cuando las enfermedades no se abordan de forma temprana. El pronóstico se puede revertir con un abordaje y un tratamiento precoz. Ha cambiado muchísimo el pronóstico de nuestros pacientes porque hoy hacen vida normal. Este es un mensaje que queremos dar en la jornada, con los pacientes, que pueden desarrollar su proyecto vital a nivel familiar, laboral… algo que hace unos años era impensable.

-¿Cuáles son las enfermedades rematológicas más frecuentes?

-Hay las no inflamatorias y las inflamatorias. Dentro de las primeras, la artrosis, lo que la gente entiende por “desgaste” es la más frecuente, así como la osteoporosis, una descalcificación que propicia fracturas. Las inflamatorias son las más graves y ofrecen una peor expectativa de vida si no se tratan por problemas cardiovasculares. Por eso es tan importante la educación de la gente, que no identifica la patología reumática con el evento cardiovascular que tiene después. Cuando se controla la inflamación este riesgo desaparece. Sería deseable una sensibilización en todos los ámbitos de los que estamos implicados en la atención a estos pacientes por la relevancia que tienen estas patologías crónicas.

-¿Suelen ser pacientes añosos?

-Los casos más graves se dan en niños y gente joven. Pueden aparecer en cualquier rango de edad. Las que se dan en los mayores son las producidas por la edad y el desgaste. Las más graves son las inflamatorias y autoinmunes, como el lupos, esclerodermia, el síndrome de Sjögren, la artritisreumatoide, la artritis psoriásica… se dan más en gente joven.

-¿Cuales son las causas?, ¿influyen los factores genéticos?

-Casi todas tienen una predisposición genética. Sobre ella actúan factores ambientales; el más conocido y demostrado es el tabaco. Todo el mundo sabe que el tabaco produce cáncer, eventos cardiovasculares, pero poca gente sabe que con determinada predisposición genética provoca artritis. Además, enfermedades como la periodontitis puede provocar