El conselleiro de Sanidade inauguró este sábado el XLVIII Congreso da Sociedade Galega de Reumatoloxía

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, se refirió ayer a las enfermedades reumatológicas como “un importante problema de saúde tanto para o individuo que o sufre como para o sistema sanitario e a sociedade no seu conxunto”, dado que estas dolencias representan aproximadamente un 5% de las incapacidades sanitarias en España. Al mismo tiempo, manifestó que la especialidad de Reumatoloxía, que “está cos pacientes, coas novas tecnoloxías e cos novos tratamentos, marca o futuro dunha medicina de alto nivel”.

El titular de Sanidade, que efectuó estas declaraciones en el acto inaugural del XLVIII Congreso da Sociedade Galega de Reumatoloxía celebrado en el auditorio Afundación, incidió además en la importancia de “evitar o antes posible” la progresión de la enfermedad “ou cando menos poder ralentizala, buscando a súa remisión a longo prazo e así prolongar, o maior tempo posible, unha mellor calidade de vida para o paciente”.

Almuíña precisó que para lograr este objetivo es necesario que que los reumatólogos cuenten con “as mellores terapias farmacolóxicas existentes en cada momento, capaces a aliviar síntomas e que, ademais, modifiquen a evolución da enfermidade”. Así, recordó que el Sergas actualizó el pasado mes de mayo, por medio de la Comisión Autonómica Central de Farmacia e Terapéutica (CACFT), el protocolo de tratamiento de la artritis reumatoide, ademais de incorporar las novedades terapéuticas autorizadas recientemente polo Sistema Nacional de Salud para el tratamiento de esta enfermedad.

El conselleiro precisó que estas “novas oportunidades” significan “un incremento de custes” en el caso de la farmacia de terapias reumatológicas que es actualmente, aseguró “a cuarta que máis recursos supón no ámbito hospitalario, trala de Oncoloxía, Hematoloxía e os tratamientos para a infección polo VIH”.

Tras recordar que “as primeiras asociacións de doentes que foron incorporadas ao sistema sanitario foron as do ámbito da reumatoloxía”, el conselleiro destacó la gran implicación que éstos tienen ahora en el sistema sanitario y que, subrayó, “serviu para melloralo”.

“A necesidade de manter as mellores terapias, garantindo a sostenibilidade do sistema, obríganos a buscar os mellores resultados en saúde e facer uso de todas as medidas que nos permitan incrementar a eficiencia”, apostilló. Para ello, consideró que resulta “fundamental” que la Administración sanitaria y los profesionales sanitarios vayan de la mano, una línea de colaboración en la que el Sergas se muestra dispuesto a supervisar la aplicación de los protocolos.

El gerente de Xestión Integrada de Pontevedra-O Salnés (EOXI), José Ramón Gómez Fernández, que acompañó al conselleiro en el acto inaugural, se mostró orgulloso del “Servizo de Reumatoloxía de primeiro nivel” con el que cuenta el área sanitaria, con “profesionais moi comprometidos coa mellora de atención aos pacientes, que prestan unha asistencia de calidade e coa máxima accesibilidade, posto que os tempos de espera para unha consulta cun reumatólogo na nosa área é das máis baixas da comunidade autonóma”.

Además, anunció que el EOXI, con el objetivo de encauzar la participación de los enfermos en el tratamiento de la enfermedad, puso en marcha el proceso de constitución del Consello Asesor de Pacientes.

Susana Romero, jefa del Servizo de Reumatoloxía del Complexo Hospitalario de Pontevedra, como anfitriona del congreso (en el que participaron alrededor de medio centenar de especialistas de Galicia, Cantabria, Álava, Madrid y León), manifestó que “a abordaxe das patoloxías reumáticas é un traballo en equipo onde todos os axentes xogamos un importante papel no obxectivo común que é a mellora da calidade de vida dos pacientes”.

En este sentido, añadió que es “fundamental” que la población detecte los primeros síntomas y reciba el tratamiento adecuado de forma precoz, “posto que isto logra o control da enfermidade e evita o dano estrutural e a discapacidade”.